martes, 29 de septiembre de 2015

ALGUNOS ESCRITORES TIENEN PUDOR Y PÁNICO A TRABAJAR SU MARCA PERSONAL

Tenía previsto hacer hoy una entrada diferente pero el caso es que el viernes pasado escribí en este blog sobre los escritores y la importancia de construirnos una marca personal  y al leer algunas de las reacciones que ha provocado este artículo me han dado ganas de reflexionar sobre un asunto que tiene bastante miga. 



El post sobre escritores y marca personal es el que más visitas ha tenido en el blog desde que lo abrí el pasado 9 de septiembre. Cuando lo he consultado hace un momento lo habían leído ya algo más de 200 personas que para un blog recién nacido y que cuenta con menos de un mes de funcionamiento creo que es un número de personas nada desdeñable y, en cualquier caso, para que os hagáis a la idea es alrededor del doble que las demás entradas que he publicado hasta ahora. Desde mi punto de vista esto demuestra que el tema de los escritores y la marca personal, interesa bastante.

Lo que ocurre es que también es el primer post de este blog que ha sido recibido con una cierta polémica. Y eso me gusta, sobre todo porque me hace reflexionar sobre el asunto y también porque genera debate; aunque tengo que reconocer que me sorprende un poco que todavía haya tanta gente que considere que es una especie de pecado mortal que los escritores aspiren a hacerse un nombre en el mundo de las letras.



Colgué el enlace al artículo en media docena de grupos de facebook que creía que estaban formados por personas a las que este tema les podía interesar. Y así fue. Recibió bastante “Me gusta” y, como ya he dicho, fue leído por un par de cientos de personas pero, lo más interesante en este caso, ha sido las rápidas críticas que ha recibido. En realidad, solo por parte de 3 personas, pero me han dado ganas de aclarar mi opinión al respecto porque considero que este es un debate que muchos nos hemos planteado antes y muchos otros lo seguirán haciendo y la reflexión colectiva siempre puede aportar puntos de vista.

El eje principal de estas críticas viene a ser algo parecido a que “para ser un buen escritor” debemos abstenernos de publicitar nuestro trabajo porque los lectores, que son buenos detectives, nos descubrirán sin necesidad de que nosotros dediquemos nuestro tiempo a estas cosas. Un lector del blog, muy educadamente, la verdad, llega a decir que “…si tienes un producto muy bueno, se vende solo…”.



Yo no opino lo mismo. En cualquier otro ámbito profesional, creativo, artístico, etc... ni nos plantearíamos esto. Sabemos que por muy bueno que sea el producto que ofrecemos, siempre es positivo mostrar a los demás nuestro trabajo para que se pueda conocer. De hecho, los grandes escritores consagrados, esos a los que admiramos y leemos, se han sabido promocionar de muy diversas maneras. Unas veces lo han hecho ellos mismos; otras, a través de la gran labor de sus editoriales o sus representantes… En cualquier caso, se han distribuído, se han colocado en todas las librerías y en los estantes más visibles, han salido en suplementos culturales... Además, hoy en día tenemos la suerte de que las nuevas tecnologías y, sobre todo, las redes sociales y los blogs literarios nos han dado otra herramienta más desde la que poder promocionar nuestra obra. Una herramienta, además, “más democrática” (entendedme la ironía) ya que está al alcance de todos nosotros. 

Y eso no tiene nada que ver con lo que nosotros escribimos.

Porque son dos planos diferentes.



Todos nosotros, antes de publicar hemos dedicado tiempo, mucho tiempo, al solitario vicio de la escritura. Yo, por ejemplo, escribo desde que soy una niña. Todas las noches. Porque disfruto enormemente con ello y me hace feliz hacerlo y construir historias. Y estoy convencida de que en eso tampoco soy un bicho raro. Que son muchas las personas a las que les ocurre lo mismo.

Después de guardar muchas de estas historias en un cajón de tu escritorio, un buen día decides que es el momento de intentar publicar lo que has escrito. Y una vez que lo hemos conseguido a mí al menos no me cabe duda de que lo que todos queremos es llegar al máximo número de lectores posibles. Y eso no nos hace ni mejores ni peores escritores. Lo escrito, escrito está. Simplemente hemos decidido hacer el enorme esfuerzo de darle una oportunidad extra a nuestra historia, ya que en esta ocasión hemos decidido que en vez de guardarla en el cajón estamos deseando que otras personas nos lean y den vida a lo que hemos escrito. 

Y, no nos engañemos, no todo el mundo sirve para esto, porque visibilizarnos requiere mucho trabajo y esfuerzo pero creemos que merece la pena porque queremos que nuestra historia llegue a más personas. Queremos que nos lean. Queremos darle oportunidades a lo que hemos escrito para, como dice un compañero en un comentario llegar a “trascender” que, en el fondo, no deja de ser “que algo que estaba oculto comience a ser conocido”, es decir, empezar a construir la propia marca para que cuando alguien encuentre nuestro nombre en la portada de otra novela, sea una garantía de un estilo, de una calidad o de un tipo de literatura..



Al final, tengo la sensación de que todos buscamos lo mismo, solo que lo expresamos de diferentes maneras y recorremos caminos diferentes.

Yo seguiré contándoos como me va en éste viaje, porque la experiencia me está pareciendo muy enriquecedora y me está enseñando muchas cosas que quiero compartir con todos vosotros porque si también os sirven, todos saldremos ganando.

viernes, 25 de septiembre de 2015

EL ESCRITOR, SU NOVELA Y LA MARCA PERSONAL

Mi amigo Ecequiel Barricart publicó el año pasado un libro titulado “Tú eres Dios y tu marca personal tu religión” que os recomiendo leer, porque al menos para mí resultó un gran descubrimiento. 



En este libro, básicamente plantea que “La marca personal es la huella que dejamos a nuestro paso y aquello por lo que somos juzgados por los demás. Disponer de una marca personal fuerte y afianzada resulta imprescindible en un mundo hipercompetitivo como el nuestro, pues de ella dependerá que nos elijan a la hora de un ascenso, una contratación o bien, si somos autónomos, de encargarnos un proyecto profesional. Para ello debemos ser capaces de construirla y afianzarla a lo largo de nuestra carrera profesional, algo que no resulta fácil si no se dispone de los conocimientos o las herramientas adecuadas para ello”. 

Hasta que publiqué "La proposición de Carola"  siempre había pensado que esto tenía que ver con las empresas o con determinadas profesiones que necesitan “vender”. ¡Cómo si los libros no tuvieran que venderse, qué gracia!



La realidad es que en la definición de Ecequiel ya está dicho todo: también los escritores tenemos una gran necesidad de dejar una huella a nuestro paso y más en un mercado en franca expansión y evolución, como es la literatura, donde cada día se publican nuevos títulos que compiten en el mercado para llegar a los ojos y, sobre todo al corazón y a las emociones de nuestros potenciales lectores.

He leído que en España se publican anualmente más de 70.000 títulos y con la autopublicacion, plataformas digitales, globalización, etc... seguro que son bastantes más. Con estos datos en la cabeza es muy evidente, al menos para mí, que es imprescindible crear tu marca personal para conseguir que te conozcan a ti y, lo que es más importante, que se reconozca tu trabajo.

Si no tenemos una marca personal, no conseguiremos competir en medio de esa desaforada jauría. Nosotros también necesitamos “que nos elijan”, que elijan nuestra novela frente a la gran y variada oferta que existe a un click o en las librerías.



Tenemos que diferenciarnos del resto. Ser reconocibles. Y sé que es cierto que metidos en nuestro mundo de historias y proyectos muchas veces rechazamos el asunto de la promoción y el marketing como algo que no va con nosotros. Son innumerables las veces que le escucho a alguien decir que él se dedica a escribir pero que no le gusta tener que promocionarse, que no sabe hacerlo y, sobre todo, que no piensa perder el tiempo en ello... Cada vez que lo escucho opino que es una pena porque, salvo excepcionales casos de éxito, esa persona está haciendo que su libro, que muchas veces es una gran historia, pierda muchas oportunidades de ser conocido y, por lo tanto, llegar a más personas que, al fin y al cabo es con lo que soñamos todos los que publicamos. Si no, habríamos guardado nuestros escritos en algún cajón. Pero hemos dejado que entre la luz porque queremos que nuestra historia se ilumine con otras miradas.



No somos un producto ni nos estamos vendiendo (en el sentido más peyorativo de la palabra) solo por esforzarnos en crear nuestra marca personal. Simplemente es cuestión de ir haciéndonos un nombre y, sobre todo no perder las oportunidades que el mundo de las nuevas tecnologías nos está brindando. Ahora, nuestros posibles lectores, por muy dispersos geográficamente que puedan estar, siempre están a un clic de nosotros. Solo es dar con el clic adecuado. 

Por eso, ahí van algunos primeros consejos:

  • Tiene mucho más futuro crearte una marca personal que una marca centrada en tu libro. Es tu primer libro y el pudor suele hacer que todos nos creemos una página de FB, un blog, una web dedicada a él. Porque estamos orgullosos de haberlo conseguido y también porque nos da vergüenza dar directamente la cara y de esta manera nos convencemos a nosotros mismos de que el producto es el título y no nosotros. Ya os lo he dicho, no lo somos. Lo que ocurre es que, previsiblemente, escribirás otros libros, querrás publicitarlos, volverás a ilusionarte e incluso a enamorarte de futuros y grandes proyectos y, en ocasiones descubrirás que debes empezar casi de cero porque has hecho reconocible tu anterior título pero no lo has hecho contigo.

  • Una vez has decidido construir tu marca personal, es importante que detectes cuales son aquellas cualidades que te hacen diferente a los demás. El título de tu libro o novela es una de estas cualidades, por supuesto, y como tal lo tienes que publicitar. Pero también otras cuestiones más personales. Y para eso es bueno conocernos bien. Saber cuales son nuestras fortalezas. Qué cosas destacan de nosotros. Cuáles son nuestros valores. Que percibe la gente que nos conoce (la cercana y la lejana), y muchas otras cuestiones que nos diferencian del resto. 

  • En este camino, evidentemente, las nuevas tecnologías, las redes sociales, los blogs... son herramientas imprescindibles y que nos van a servir de gran ayuda a la hora de difundir nuestra visión, nuestras potencialidades y esas cosas que nos diferencian del resto y que, a la larga, hacen que tengamos un nombre reconocible en medio de un entorno tan masificado como es el de la literatura.

  • Trabajar nuestra marca personal es algo que siempre tiene una repercusión positiva, principalmente porque aumenta nuestra identidad literaria y nos visibiliza. Al fin y al cabo, nuestro nombre va a aparecer en la portada de todos nuestros libros y la gente tiene que entender que ese nombre representa en general una forma de escribir, un género, un estilo propio y muchas otras cosas que, lo sepamos o no, todos llevamos implícitas.


En la próxima entrada y antes de entrar en materia sobre estrategias de marketing especificas para ebooks y novelas en papel os hablaré más detenidamente sobre algunas cuestiones que debes trabajar para construirte tu marca personal. Mientras tanto, simplemente, disfruta del proceso.


miércoles, 23 de septiembre de 2015

AUNQUE LO QUE TE GUSTA ES ESCRIBIR, NO TE ENGAÑES: NECESITAS UNA ESTRATEGIA DE MARKETING

Escribir una novela es solo la mitad del camino. O menos aún de la mitad. Eso sí, muchas veces es la mitad más emocionante, la que más nos llena y la que disfrutamos como locos los que tenemos el veneno de la escritura corriéndonos por las venas; pero si queremos llegar con nuestra historia a los lectores, es solo una parte. El inicio de todo.



Después está el asunto de publicar. Papel o digital, contacto con editoriales y cómo hacer una buena propuesta editorial, edición digital y cómo hacerlo. Bueno, todas esas cosas de las que ya hemos hablado...

Pero llegamos al quid de la cuestión. Una vez escrita, corregida y publicada tu novela, de repente te puedes encontrar con que no ha llegado absolutamente a nadie. He oído de novelas que se encuentran colgadas en una plataforma digital y no han sido descargadas ni una sola vez. Y eso por no hablar de las ventas de los libros en papel... Además de una cierta distribución, competir con toda la oferta que hay a día de hoy en las librerías hace que, si no te pones las pilas sea imposible que tu libro pueda destacar en medio de la jungla de nuevos títulos, viejos títulos, autores conocidos, portadas llamativas, publicistas brillantes y demás faunas literarias.



Precisamente por eso una cosa que nadie nos dice y es fundamental es que antes incluso de sacar al mercado tu novela (y si no lo has hecho antes, hazlo ya; siempre estarás a tiempo de mejorar las cosas) te construyas una verdadera Estrategia de Márketing. Y da igual si te ha publicado una editorial o te has autopublicado. En todos los casos necesitarás tener una Estrategia que haga que tu libro destaque.

Es cierto que si te respalda una gran editorial o tienes un representante, posiblemente este trabajo lo hagan ellos mismos y tú solo tengas que darles tu apoyo pero, no vamos a engañarnos: en general las masas enfurecidas no van a correr a comprar nuestra novela solo porque un soplo divino les ha soplado al oído que es lo mejor que se ha escrito en las últimas décadas. Necesitas estrategias para promocionarlo o, si no, no lo conocerá ni tu madre (bueno, tu madre, seguramente ya lo tiene en papel, orgullosamente colocado en su estantería y, como no utiliza ebook, nunca se lo descargará porque ni siquiera tiene muy claro que es exactamente eso).



Y aquí van los primeros pasos para que puedas diseñar esa ESTRATEGIA DE MARKETING PARA ESCRITORES que necesitas como agua de mayo:

-          Hazte con un cuaderno. Pequeño y manejable. Sí, lo sé, parece una bobada pero vas a necesitar tenerlo a mano para diseñar tu estrategia, para tener un plan y, después para apuntar esas ideas brillantes que se te van ocurriendo o vas descubriendo en otros...

-          Descubre cual es tu público. Es decir: a qué lectores va principalmente dirigido tu libro. Ya sé que a todos nos gustaría decir que nuestra novela está pensada para que la pueda leer todo el mundo pero, en realidad sabemos que hay una audiencia objetiva. No es lo mismo si estás escribiendo una novela histórica que si lo tuyo es la novela negra, la romántica o, incluso, si has escrito un libro de no ficción destinado a un segmento más profesionalizado...

-          Sondea dónde puedes encontrar a ese público al que pretendes llegar y empieza a codearte en estos mismos círculos. Desde que vivimos la era digital esto resulta bastante más sencillo que antes porque las redes sociales cuentan con mucha información al respecto y eso nos facilita bastante las cosas.

-          Ten claro que no es lo mismo, ni mucho menos, desarrollar una estrategia de marketing para vender tu libro en papel o en formato digital. Existen cuestiones comunes, más relacionadas con la marca personal que con las estrategias específicamente pensadas para escritores pero en lo referente a difusión y ventas son sectores claramente diferenciados.




En los próximos artículos desarrollaremos extensamente la marca personal, estrategias de marketing para escritores digitales y estrategias de marketing para novelas en papel. Espero que el asunto os interese porque lo cierto es que tu obra no llegará a ningún sitio (no emocionará a nadie, no cobrará vida...) si no la das a conocer día a día. 

lunes, 21 de septiembre de 2015

CÓMO PUBLICAR EN AMAZON: (algunas cuestiones técnicas)

Ya os avisé en la anterior entrada, dedicada a Amazón y Kindle Select  que la entrada de hoy iba a ser más aburrida que las anteriores porque me iba a dedicar a los pasos mecánicos (a las cuestiones técnicas) que nos permiten publicar nuestra novela en Amazon. Muchos me habéis preguntado cómo se hace y yo no me canso de decir que tiene que ser extremadamente fácil porque yo, que desde luego no soy Bill Gates lo he hecho en con una facilidad pasmosa. Os cuento.



Lo primero es entrar en la web kdp.amazon.com

Cambias el idioma a “español” para apañarte mejor y no arriesgarte a meter la pata. Al menos yo que soy bastante inútil tratando de interpretar la legua de Shakespeare. Una vez hayas hecho esto (y te has leído la información que Amazon tiene colgada en la página de inicio) te tienes que registrar. Es sencillo, en realidad se hace igual que en todas las páginas: el email, la contraseña y a empezar a funcionar.

Una vez entras en tu cuenta, la primera información que recibes es, precisamente, los pasos para crear un libro. Pinchas; tanto para tu primera novela como para todas las que demás que cuelgues de esta cuenta.

A partir de ahí te pedirán los datos del libro (Título, subtítulo si lo tuviera, si forma parte de una serie, nº de edición, si hay un editor, descripción del libro, colaboradores si los hubiera, idioma, ISBN si lo tuviera, derechos de publicación…)



Pasamos a la segunda parte: marcar las categorías del ebook. Esto, que puede parecer una minucia es importante porque marca las secciones temáticas en las que los lectores van a buscar tu libro. Clasificación de edades. Palabras clave de búsqueda (puedes elegir un máximo de 7 y es muy importante porque a través de estos buscadores te llegará gente interesada en tu libro o no). Y fecha de lanzamiento (si el libro ya está listo o si deseas ponerlo en preventa). No puedo aconsejaros al respecto porque LA PROPOSICIÓN DE CAROLA es el único libro que he colgado en Amazon y no lo puse en preventa.

A partir de ahí, viene la parte más importante. El libro.

·         Puedes cargar la portada de tu libro si ya la tienes o crearte una con una herramienta de Amazon llamada “Creador de portadas”. La portada es muy importante para la venta de tu libro pero de eso os hablaré en otra entrada.

·         Puedes habilitar o deshabilitar la gestión de los derechos digitales (en función de si quieres permitir que tus lectores puedan compartir tu novela o no). 

Finalmente, subes el contenido del libro en un formato compatible. Esto es muy importante para que la novela se pueda leer bien. Yo, por ejemplo, la colgué en el documento en PDF y toda la vida estoy pensando en cambiarlo a alguna de las versiones del Word que tengo, pero nunca me animo porque me da cosa parar el proceso. Una tontería como otra cualquiera.

El resto ya son flecos que te harán perder algo de tiempo, pero estarás tan contenta de saber que en unos pocos clicks más tu novela va a ser lanzada al mundo que te merecerá la pena.  

  • ·         Subir y previsualizar el libro.
  • ·         Derechos y precios (regalías y demás)
  • ·         Darle a guardar y publicar.


A partir de ahí, alrededor de 72 horas después de haber hecho este proceso tu libro estará ya disponible y se podrá comprar en línea. Me reconoceréis que es cómo magia. Las cosas no pueden ser más fáciles.

Eso sí, lo que os he dicho siempre: esta es la parte más sencilla de la aventura de publicar una novela. Escribirla es realmente lo más importante. Y, después, las estrategias de marketing para conseguir que la gente sepa que tu novela existe. 

Y que ellos quieren leerla.


sábado, 19 de septiembre de 2015

COMO PUBLICAR EN AMAZON Y POR QUÉ ME SUSCRIBÍ A KINDLE SELECT:

(Y digo en Amazon porque, por el momento es la única plataforma digital que estoy utilizando y ya os he dicho que en este blog no pretendo hablar de lo que no conozco).


Como habréis leído en la entrada dedicada a la publicación en papel y/o en digital, cuando llegué a Entrelíneas Editores ellos me dijeron que solo trabajaban novelas en papel y en el mismo contrato me cedieron los derechos digitales ya que no iban a darles uso. Esto es importante, porque aunque he escuchado muy a menudo decir que la editorial no se queda con tus derechos digitales si no se especifica en el contrato, la realidad es que, si no lo has hablado antes, solo te puede llevar a discusiones con la editorial y lo mejor es, en la medida de lo posible, dejarlo claro desde un principio para que todos, editorial y tú podáis sentiros cómodos con el acuerdo, sea cual sea.



Conozco compañeros que no tienen interés en publicar su novela en digital y nunca lo han probado. Lo mismo que conozco editoriales que ejercen los derechos físicos y digitales y la experiencia es fantástica en los dos casos. O, incluso, como me ocurrió a mí (aunque en aquel momento lo rechacé) que te ofrezcan publicar en digital y no en papel. Los modelos son muchos y es cuestión de investigar cuál funciona mejor para ti en cada momento.

Yo lo pregunté. Pedí los derechos si ellos no los iban a ejercer, Entrelíneas tuvo la amabilidad de cederlos expresamente y, después utilicé estos derechos para vender mi novela en una plataforma digital. Eso sí, esperé algo más de tres meses desde la salida de la novela en papel; fue una cuestión de sentido común pero, si me ocurre alguna otra vez supongo que acordaré también este tipo de plazos  para que todos nos sintamos más cómodos.


 El hecho es que, a mediados de marzo decidí que era el momento de publicar LA PROPOSICIÓN DE CAROLA  en digital. Y os explicaré las razones por las que de momento no he publicado en otras plataformas y decidí empezar firmando el Kindle Select que me exigía tres meses de exclusividad (3 meses que después he renovado).

1º.- Porque quería probar de qué iba eso.

2º.- Soy novata y, por eso, me resultaba más sencillo ir haciendo las cosas una a una y empezar aprendiendo los intríngulis de una sola plataforma digital.

3º.- Como os dije el otro día, considero que en esta época de profundos cambios, Amazon domina el mercado de los libros electrónicos.



4º.- La exclusividad te abre las puertas a participar en promociones:
o   Promoción de libro gratuito: los lectores de todo el mundo pueden conseguir el libro gratis durante un tiempo limitado. Lo cierto es que no puedo deciros si sirve para algo porque no lo he probado.
o   Promoción Kindle Countdown Deals: es un descuento promocional temporal para tu libro que te permite ganar regalías. Yo lo utilicé durante una semana del mes de abril y la verdad es que no noté mucho la diferencia de ventas, realmente.
o   Kindle Flash: para este tipo de promoción te eligen ellos directamente y se requieren una serie de requisitos (un precio mínimo, un tiempo de permanecia previo, etc…). Lo cierto es que esta promoción es un auténtico regalo. LA PROPOSICIÓN DE CAROLA fue elegida Kindle Flash del día el pasado 3 de agosto. Y no influyó solo en ese día, ni mucho menos. El 3 de agosto fue verdaderamente brutal, con cientos y cientos de ventas; pero los beneficios han permanecido durante todo el mes, con un importantísimo incremento de las ventas y, por lo tanto, llegando a muchísimos más lectores que, al final, es lo que realmente importa.

              5º.- Porque, además, facilita el alquiler a través de Kindle Unlimited y tengo que reconocer que para mí este ha sido uno de los descubrimientos del siglo y por varias razones. Hay dos formas de alquiler:
    • La biblioteca de préstamos de Kindle (de la que conozco poco, así que aun no puedo hablar)
    • Kindle Unlimited. Es un programa de suscripción de lectores por el que estos pueden leer tantos libros como deseen (o les de tiempo, que muchas veces suele ser el gran problema de los que leemos mucho). Al colgar tu libro en K.U. tu novela se promociona para su préstamos en EEUU, Reino Unido, Alemania, Italia, España, Francia, Brasil, México, Canadá y en la India. Vamos, que se te abre un mundo de posibilidades.
    • Una vez empiezas a estar inscrito en K.U. no solo llegas a muchísimos más lectores sino que en función de las páginas de tu libro que los lectores leen te pagan a ti una parte del total del fondo global de KDP Select. 


5º.- Para mí, lo más alucinante de toda esta aventura es comprobar que con Kindle Select, día a día te van informando no solo del número de ejemplares que has vendido sino incluso del número de páginas KENP de alquiler que otras personas, con sus aparatos digitales están leyéndose a diario de tu novela. A mí me parece tan estimulante y tan transparente que estoy disfrutando mucho con la experiencia.

            Lo sé, lo sé… a veces me pongo a hablar y parezco una comercial de esta plataforma cuando la verdad es que yo, siempre que es posible, intento comprar en librerías tradicionales, de barrio, donde hablas con la librera y ella te puede aconsejar según tus gustos, o le puedes encargar la siguiente novela que se quiere leer tu hija y cosas por el estilo. Por eso espero que los 2 modelos puedan llegar a convivir como productos diferentes que son. Porque en las librerías el trato, el consejo profesional, el calor, la posibilidad de ir toquiteando y oliendo los libros es inigualable, pero en Amazon todo resulta fácil. Tanto para comprar como para vender, para qué vamos a engañarnos.




            Por eso y como el acceso de tu libro a las librerías es una función principalmente realizada por las editoriales que son quienes conocen este mercado y pueden facilitarnos las cosas, yo en la siguiente entrada me dedicaré a lo que podemos controlar nosotras y os explicaré con pelos y señales los pasos que tienes que dar para publicar tu novela en Amazon. 

Sé que va a ser una entrada algo más aburrida, pero desde que yo lo hice me lo han preguntado tantas veces que creo que es importante tratar de ser esquemática y hacer las cosas sencillas para que tú también puedas colgar allí tu novela, como hace tiempo que llevas soñando hacer.

viernes, 18 de septiembre de 2015

PUBLICAR EN PAPEL Y/O PUBLICAR EN DIGITAL

Ya os conté en la entrada titulada ESTRATEGIAS PARA PUBLICAR TU NOVELA (y cómo lo hice yo) que cuando decidí publicar LA PROPOSICIÓN DE CAROLA fueron dos las primeras cosas que me planteé:

·         Quería probar a publicar con una editorial “tradicional”, porque aunque me parece que la autoedición es una alternativa fantástica que nos ha abierto a todos un mundo de posibilidades, para mi primera vez necesitaba un aval externo que me recordara que alguien había decidido apostar por mí y por la historia que había escrito.
·         Que quería tener mi primera novela en papel. Eso, evidentemente, no quiere decir que no quisiera tenerla también en digital ni mucho menos. Pero el romanticismo de poder tener en la mano tu historia, olerla, pasar las páginas, hacer presentaciones y decir, como Paco Umbral



Así me lancé a una aventura que era desconocida para mí (y supongo que para muchos de vosotros y vosotras también) y que me ha enseñado innumerables cosas.

En primer lugar, aprendí que hay que hablar claramente las cosas con la editorial con la que vas a publicar. Yo, cuando fui a firmar el contrato venía de rechazar una propuesta de otra editorial (mucho más famosa que la editorial con la que había decidido publicar) y que me ofrecía publicar tan solo en digital. Esa fue la razón por la que lo rechacé, pero además, me hizo reflexionar sobre este tema, así que cuando me pusieron el contrato delante, lo primero que pregunté era si Entrelíneas publicaba en papel o también en digital.


−Nosotros trabajamos solo con papel. –me contestaron.

Les pedí conservar mis derechos digitales y lo aceptaron inmediatamente, en especial porque, según me dijeron, las ventas en papel compiten bastante poco con las ventas en digital y van dirigidas a dos sectores de lectores distintos.

Así que, mi primer consejo de hoy: antes de firmar un contrato para ceder vuestra historia preguntad este tipo de cosas. A veces nos da un poco de pudor hacerlo pero yo creo que es imprescindible para que todo el mundo se sienta cómodo y bien con la solución.

Una vez publicada LA PROPOSICIÓN DE CAROLA en papel y aunque me habían dicho que no competían directamente, yo decidí esperar unos meses antes de tener mi novela colgada en alguna plataforma digital. Por si acaso algo sí influía.

Durante estos meses he llegado a muchísimas conclusiones que iremos comentando en las siguientes entradas. Pero aquí y ahora os avanzo un par de asuntos importantes.



·         Tener tu libro en papel es un regalo de los dioses.
·         El marketing en papel depende en gran parte de la distribución de tu novela y en esa parte el mayor peso lo llevará siempre la editorial.
·         A la hora de publicar en una plataforma digital yo elegí Amazon por varias razones que en el próximo artículo os explicaré pero, sobre todo porque a día de hoy la realidad es que en esta época de grandes cambios, domina el mercado de los libros electrónicos.

Yo espero seguir publicando en los dos formatos e ir descubriendo nuevas maneras de dar publicidad a mis historias. En los últimos años ha cambiado de manera radical la industria editorial y estoy convencida de que en el futuro los cambios aun van a ser mayores. Todo está en el aire. Todo está por hacer. Contamos con muchas posibilidades y solo necesitamos cooperación y mucha imaginación. 


miércoles, 16 de septiembre de 2015

CÓMO HACER UNA BUENA PROPUESTA EDITORIAL

Como os comenté en la anterior entrada, para conseguir publicar con una editorial convencional, la propuesta editorial que enviemos es algo de suma importancia. hay muchísimas páginas que nos hablan de eso, así que yo solo quiero hacer un pequeño resumen de lo que creo que funciona mejor (o, al menos las cosas que a mí me funcionaron).
            
        En primer lugar, nunca nunca nunca de los jamases mandes a una editorial tu novela completa. No creo que merezca la pena. En la era digital y una vez que has elegido las editoriales a las que te quieres dirigir (en función de tu temática, tu perfil, tus gustos personales, etc...) y a no ser que alguna de las editoriales sea muy específica al respecto y pida ejemplares completos y en papel, lo mejor es que comiences con un envío por correo electrónico y mandando solo una parte de tu novela para abrir boca.



            Y en esto si que cada maestrillo tiene su librillo. Hay quien manda la primera parte de su novela (yo hice eso, mandé alrededor de 25 páginas), mientras que otras personas mandan el primer capítulo, uno del cuerpo de la novela y el capítulo final. Es una manera de mostrar unidad, pero para mi gusto destripa un poco la historia.

            Este trozo de la novela debe ir, evidentemente, acompañado de una carta que sea corta, correcta, en la que solicites que te lean, formal y, sobre todo, en la que queden claramente específicados tus datos de contacto y la manera en la que pueden ponerse en contacto contigo: nombre, apellidos, teléfono móvil, correo electrónico y demás. Sé que parece obvio, pero algunas veces con la emoción del momento se nos olvidan las cosas más evidentes.



            Junto a ello, irá nuestra propuesta editorial y yo creo que esta es la clave para poder diferenciarnos del resto (de todos los que han mandado su manuscrito sin pensar y también de todos los y las que no leen este blog).

            Para mí, una buena propuesta editorial debe tener, al menos, los siguientes apartados:

            1.- Título de la novela y autor. En mi caso “LA PROPOSICIÓN DE CAROLA de Idoia Saralegui”. El título de una novela es una parte de absoluta importancia, tanto a la hora de que te lean como, después, a la hora de vender. Pero en eso, mejor, nos extendemos otro día.

            2.- Sinopsis de la novela. No sé si a vosotros os pasa pero yo soy bastante mala a la hora de escribir una sinopsis que enganche. Me cuesta menos escribir una novela que un buen gancho para que la gente la lea. Pero la realidad es que es importante hacerlo y que, generalmente, marca la diferencia entre lo que sigue adelante y lo que no lo hará. El objetivo, en cualquier caso, es dar al editor una visión general de la novela, no tanto plantear preguntas o crear cierta intriga como ocurre con las sinopsis que aparecen en las traseras de las novelas ya publicadas.



            3.- Nuestra biografía donde deben destacar, principalmente aquellos acontecimientos que “nos pueden diferenciar del resto” así como cualquier información relacionada con nuestra actividad literaria, tanto si hemos recibido algún premio como si tenemos algo publicado, cuándo, dónde, qué tal funcionó... Si tienes un blog, cuantas visitas recibe y demás. Si tu novela tiene una página de facebook o eres especialmente activa en otras redes sociales, etc...
            Yo creo que también hay que enviar aquí una foto, para que nos pongan cara.



        
            4.- Relacionado con esto, aquí sería el lugar donde introducir toda la información relevante alrededor de tus publicaciones. Es decir, si ya has publicado antes y has recibido reseñas de algunos blogs, te han hecho entrevistas en los medios de comunicación, si se ha hablado de la novela, las interacciones más relevantes con lectores y lectoras, puestos de venta (si puedes lucirlos, claro) y demás cuestiones que hayas ido consiguiendo en tu pasado literario.

            5.- Finalmente, yo creo que es interesante incluir unas estrategias de márketing básicas. De este asunto hablaremos más extensamente en la próxima entrada. Lo cierto es que yo no lo incluí porque en aquel momento no tenía ni idea qué podía ser eso, pero ahora creo que es una parte fundamental para que la editorial que te contrata sepa que podrá contar contigo para la promoción y difusión. Algo imprescindible si no eres Arturo Pérez Reverte.
            Parece farragoso pero es sencillo.
            Te animo a que lo intentes.




            Además de que te servirá para presentarte ante una editorial, es evidente que te ayudará a centrar toda la información que tienes sobre tu novela; esa historia que llevas dando vueltas durante mucho tiempo y que necesitas objetivar de una vez.

            Inténtalo: has dedicado tanto tiempo a escribir tu novela que lo cierto es que te merece la pena intentar hacer un último esfuerzo para vestirla con sus mejores ropas y entregarla a los ojos de los editores que, al fin y al cabo van a ser nuestros primeros jueces y, en muchas ocasiones los mediadores entre nosotros, nuestra historia y sus lectores. 

lunes, 14 de septiembre de 2015

ESTRATEGIAS PARA PUBLICAR TU NOVELA (y como lo hice yo)

          No nos vamos a engañar. Para poder vender tu novela, lo primero que tienes que hacer es escribirla (de eso hablaremos con calma otro día) y, después, publicarla; pero hay que reconocer que, para publicarla, hoy en día las opciones son infinitas. La puedes publicar en papel, en digital o en los dos formatos.La puedes publicar por el método tradicional (a través de una editorial a la que le gustas y apuesta por ti), coeditar o, incluso, autoeditar. La era tecnológica en la que vivimos la verdad es que nos ha abierto mucho el abanico.



Cuando decidí publicar LA PROPOSICION DE CAROLA yo tenía claro que mi objetivo era que una editorial se interesara por mí. No por nada: simplemente tenía la sensación de que si entre las toneladas de manuscritos que recibe una editorial eligen precisamente el tuyo, apuesta por ti y, no nos vamos a engañar, arriesga su dinero, ya es un primer paso. Has gustado a alguien y por eso te atreves a tirarte más fácil a la piscina.

Yo quería empezar por ahí (aunque no descarto probar otras opciones en otras ocasiones; siempre en función de las necesidades de la historia que tenga entre las manos).



Seleccioné 5 editoriales que, por una u otra razòn me habían llamado la atención o tenían relación con la temática de la que trataba LA PROPOSICIÓN DECAROLA. Teniendo en cuenta que yo era una autora completamente desconocida y no tenía nada publicado, tal vez empezar, yo que sé, por Planeta era una temeridad y una pérdida de tiempo. Hay que ser consciente de nuestra realidad. Y cuando se es una escritora novata, absolutamente desconocida, saber que las editoriales, en la medida de sus posibilidades van a apostar por personas que ya han demostrado que venden y que tienen tirón. Es normal. Al fin y al cabo, debemos recordar que las editoriales son un negocio; elijen lo que les resulta más rentable dentro de sus gustos y también que te aportan muchas cosas.
El caso es que, una vez elegidas, a cada una de estas 5 editoriales les mandé por correo electrónico dos documentos:
·                          Los primeros tres capítulos de mi novela. Eran alrededor de 20 páginas y mi esperanza era crear algo de expectativa, a ver si había suerte y, una vez picado el anzuelo, tenían ganas de leerse el resto.
·                          Y un dossier en el que les incluí mi biografía, la sinopsis de LA PROPOSICIÓN DE CAROLA, un breve resumen del tamaño final que tenía la obra, de la aceptación de este tipo de literatura en el mercado, etc... Hoy en día incluiría también otras cuestiones, como si tengo o no un blog, un plan de marketing, impactos publicitarios de la anterior novela y algunas otras cuestiones. En cualquier caso a este apartado en concreto le quiero dedicar una entrada específica, posiblemente mañana mismo, si es que tengo un rato para alimentar el blog, porque me parece uno de los asuntos más importantes a la hora de presentarnos ante una editorial. Al fin y al cabo, nuestro objetivo no es otro que destacar entre los cientos de personas que diariamente envían sus novelas junto con la nuestra.

Creo que ha quedado claro que me enloquecen los dibujos y mensajes de muxotepotolobat.com


De estas 5 editoriales con las que contacté, 4 me respondieron que les interesaba continuar leyendo mi novela. La verdad es que ese fue el primer subidón, la sensación de que estás acertando en la forma de hacer las cosas y que esta aventura también te va a poder dar muchas alegrías. En cualquier caso, una de estas 4 editoriales me dejó entrever que lo que me ofrecía era coedición y, como he dicho, no era la opción que me interesaba sondear en ese momento, así que les mandé la novela completa a las otras 3.

Pasó un mes y medio, casi dos, sin que supiera nada de ninguna de ellas. Ya sé que, en teoría, no es demasiado tiempo, pero a mi me pareció una eternidad. Y mira que estaba de vacaciones y muy entretenida, pero cuando me paraba a pensar en el asunto me asaltaban todos los fantasmas, arrastrando sus bolas por mis inseguridades, y dándome a entender que, tal vez no les había gustado.

Aquí estaba yo en julio del 2014; pensando en si alguna editorial me llamaría...

De pronto, el 28 de julio, iba yo en el coche, volviendo de las vacaciones y me sonó el teléfono. Carmelo, de Entrelíneas Editores, había leído LA PROPOSICIÓN DE CAROLA y quería publicarla. Fue emocionante. Una cámara oculta, me pregunté, al principio. Un sueño hecho realidad, en todo caso.

En aquel momento solo quedamos en seguir hablando.

A los días, me mandó el contrato.

Recuerdo que ni siquiera había registrado mi novela, así que la llevé al Registro de la Propiedad Intelectual (algún día os hablaré sobre este trámite que cada vez más gente duda que merezca la pena) y, esa misma mañana, al volver de registrar mi novela, me llamó una segunda editorial para ofrecerse a publicarme también con ellos. En este caso, era una editorial más grande pero me ofrecían publicar solo en digital y, más adelante, en función de las ventas, ya veríamos. Y el romanticismo de tener tu novela en papel... Eso no es comparable con nada.



El 18 de agosto fui a Madrid a firmar el contrato. Como para entonces ya había hablado con la segunda editorial, había caído en la cuenta de que existían las dos posibilidades Pregunté a Entrelíneas si ellos publicaban en papel y en digital y ellos me contaron que solamente lo hacían en papel así que en seguida les pareció bien mi propuesta de que en el contrato constara que ellos se quedaban durante unos años con los derechos de la novela para su publicación en papel mientras yo me quedaba con los derechos digitales. Tengo la sensación de que esta aventura me ha hecho aprender más que cualquier otra cosa que haya vivido en esta etapa.


Pero de eso: del papel, el digital, la forma de llegar a los lectores, mejor os hablo otro día.